Viaje de ida

Conocí a María Luisa de noche, el tres de marzo, un martes. Recuerdo que esa noche –nos encontramos sobre las diez– Sevilla estaba especialmente acogedora. Recuerdo cruzar el callejón del agua, la luz cálida y anaranjada de esa calle; recuerdo el leve frescor que la recorre, la sensación de estar caminando por una calle que… Leer más Viaje de ida

Casa tomada

Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia. Casa tomada, Julio Cortázar