LIMBO- Prefacio y Página 5

Tres ventanas. Tres ventanas en línea. Una cuadrada, pequeña, situada más arriba que las otras. Y dos gemelas, más grandes rectangulares con una separación entre todas de tres ladrillos y medio a cara vista. Protegiendo el interior de la estancia de las miradas desde el exterior, dos pares de cortinas, unas sutiles, de tacto de gasa de hospital, parecidas a las mosquiteras de los campings, y otras con cuerpo, densas, casi de cartón ondulantes que se sostienen prácticamente solas y que aíslan del sol del amanecer, invitando a un sueño más placentero y profundo, sobre todo más reparador, el sueño que se suele disfrutar cuando se pernocta en un hotel.

Los protagonistas: solo las sombras de ellos, un hombre y una mujer, superlativos de niño y niña. Aún desconocemos si son huéspedes, empleados, o fortuitos amantes de una noche.  El género: ¿teatro-narrativo? La elección de su categoría no deja de ser difícil, si se enmarca solo en el drama, las divagaciones en forma de acotaciones del narrador se convertirán en una losa, ilegible sin embargo, tampoco responde a una narración, es demasiado dispersa, frágil en su velocidad y muy difusos sus personajes, solo apuntes para poder situar su lomo en el estante de Novelas hispanoamericanas. No, no, tampoco ensayo. Teatro narrado. Y déjenlo estar.

Dejan al descubierto su habitación, estiman oportuno descorrer la cortina tupida y quedarse solo con la semitransparente. Se intuyen rasgos, se advierten tensiones. De las tres ventanas, una la ocupa la mujer, la de la izquierda, sentada en la cama, las manos sostienen el rostro, en la del centro, el hombre, en pie, sacude la cabeza negando una afirmación lanzada tres ladrillos más allá.

Desde la habitación se desprende luz oxidada, de una lámpara que pudo en algún momento ser dorada y ahora se conforma con recuerdos de su utilidad recién estrenada. El hombre camina recurrente por el espacio que enmarca la ventana, la mujer en cambio sigue estática, perpleja ante una situación sobrevenida.

(Se funde a negro)

Página 5

Recomendación musical: piano/jazz/Bessie Smith

Entran a la habitación del hotel desbocados, anhelados. Él la lleva en brazos. El único color que no podía vestir era el blanco. Su pureza no estaba intacta a los ojos del dogma. Lleva un vestido corto color vainilla y un velo del mismo tono. El embarazo es incipiente. El hombre la tira en la cama, a ella se le embriagan los miembros que rozan la colcha de terciopelo púrpura y espera a que su recién estrenado esposo descorche la botella que algún mozo del hotel hubo dejado previamente sobre la mesita auxiliar para festejar su nuevo estado. Beben y chocan sus burbujas al borde de la cama mirándose sonrojados, bravos, temerarios por lo que acaban de sellar. Dejan sus copas en la moqueta verde y sus cuerpos convertidos en pompas tratan de fusionar sus espacios vitales. Ya somos libres, claman. Mañana por la mañana ya no habrá nada que nos retenga aquí. Tenemos que repetir el plan de nuevo, no quiero que se nos escape nada. Un luminoso de la calle en forma de cruz parpadea intermitente y tatúa un nuevo color rojo en el rostro de la embarazada. Un tono cromático que acompaña al tono grave de la situación. En la habitación han encendido solo una lámpara con la que adivinan sus perfiles, ahora sobresale desde la mitad de sus frentes un músculo de preocupación; ceñudos por la incertidumbre del plan y la naturaleza caótica de la vida humana, se dan las manos esperando algún tipo de signo divino que les asegure su bendición. Buscaban incesantes ese guiño desde arriba girando sus cabezas ciento ochenta grados por la habitación. Lo único que consiguieron fue tirar la botella de champán y empapar la moqueta y sus pies.

Beatriz Arcos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s