Paseo por Sevilla con Ispavilia

“Esto me está gustando, ¿eh?” le dice un niño de unos doce años a otro de edad similar. Otro pequeño que interviene constantemente (y de forma muy certera) apuntando detalles a Jesús durante sus explicaciones, ya apenas lo deja solo, durante el camino va a su lado y charlan animadamente. Jesús sonríe, se le intuye grato y satisfecho.

Jesús Pozuelo es el fundador de Ispavilia, una empresa forjada en 2013 cuyo objetivo es mantener viva la historia de una ciudad que respira romanos y fenicios y exhala flamenco. Sus palabras inspiran a la imaginación, no hacen falta ni representaciones teatrales ni apenas fotografías, a través de sus ponencias durante las rutas, él evoca las anécdotas y modos de vida de una ciudad ecléctica donde las haya. Acepta sugerencias de los ávidos asistentes a la ruta, que proceden también de otras ciudades y representan un rango de edades amplísimo.

“Nosotros es que venimos todos los viernes” señala una pareja. “Hace más meritorio vivir en tu ciudad” confiesan otros. Y tienen toda la razón, conocer la historia, el arte, la cultura de tu ciudad de manos de un narrador como él hace que tu experiencia en ella se potencie.

DSC_1049
Un momento durante la ruta “Leyendas y secretos de la Semana Santa” (Foto de Celia Arcos)

No me gusta tratar a la gente como si fuese tonta, ni contar leyendas y fantasías como hechos históricos. Es necesario un rigor y, sobre todo, respetar profundamente al público que tienes enfrente y que paga por escucharte.


La Novena: Bueno, tengo buenas referencias sobre ti en cuanto a tu pasión por Triana y su arte y tu amor incondicional a algunos referentes sino mundiales, nacionales como Silvio Fernández Melgarejo. ¿Suscribes su Avanti con la Guaracha como el Akuna Matata sevillano?

Jesús Pozuelo (Fundador de Ispavilia): Precisamente acababa de ponerme el “no lo fagas mais” en Spotify para comenzar la entrevista. Siento pasión incondicional por un ser cuasi divino como lo era Silvio, por lo que encarna y por su música. Luz Casal dijo de él “es lo más parecido que he visto a Dios en la tierra”. Para quién no lo sepa, él fue el que inventó el rock andaluz, él dio la idea. Él fue el promotor de todo lo que vino después, el que encendió esa chispa a mediados de los 60, antes de Jesús de la Rosa, Lole y Manuel, Alameda y toda la corriente de luz posterior. Todo comenzó con Smash.

Yo te iba a sugerir a los Smash como banda sonora, pero tú me ganas en sabiduría musical sevillana. Así que Silvio y Amén. Que la anterior pregunta sirva para romper el hielo conversacional; pero la primera y obligada cuestión, aunque se te haya formulado en muchas cuestiones es la siguiente: Siendo esta una apuesta valiente y arriesgada, ¿cómo surgió la idea de crear una empresa de ocio cultural en plena efervescencia de la crisis?

Bueno Bea, como bien sabes, estudié Humanidades en la Pablo de Olavide por inquietudes personales, al igual que tú. Las salidas profesionales para nuestra carrera son escasas y mi idea de crear una empresa cultural ya la vine gestando desde el comienzo de la carrera. Además, soy un apasionado de la historia local y el patrimonio cultural de Sevilla, intenté enfocar mi carrera todo lo que pude en lo que me gustaba, que es la historia de mi ciudad y todo lo que ello engloba. Lo de la crisis, más que un problema fue una oportunidad, quizá sin crisis ahora mismo Ispavilia no existiría. Todo depende de la mentalidad, de la óptica con la que afrontemos la realidad. Por cierto, habría que discutir lo de que te supero en sabiduría musical sevillana.

DSC_1001
Instantánea de la ruta en la Casa Pilatos (Foto de Celia Arcos)

Desde luego que la ambigüedad de nuestras titulaciones nos incitan a indagar nuevos frentes y entre ellos está el autoempleo. Una opción como la que tú has fundado en una ciudad como Sevilla era bajo mi punto de vista una necesidad imperiosa. Has recalcado que Ispavilia no es una empresa de rutas turísticas sino de divulgación cultural e interpretación del patrimonio. ¿Cómo desarrollas el proceso de investigación previo a las rutas? Porque he visto que además tenéis un blog divulgativo de Ispavilia.

Beatriz, Ispavilia no nace de una tabula rasa, quiero decir, no nace de repente ni de cero. Siempre me ha interesado la historia local de Sevilla, he compaginado mis estudios académicos con el estudio y la investigación histórica de Sevilla, por simple y puro placer. Lo único que he hecho es convertir mi pasión en mi trabajo. Ispavilia no es una empresa turística porque no está enfocada a los turistas. Tú has venido a actividades y has comprobado como el 80-90% de los asistentes es público local, de Sevilla. Las rutas son muy profundas, didácticas y amenas, además de multidisciplinares; se tocan campos históricos, arqueológicos, urbanísticos, artísticos, etnográficos, musicales incluso, etc. Incluso aspectos académicos y científicos. Cuando las cosas se cuentan con claridad el público lo entiende todo. No me gusta tratar a la gente como si fuese tonta, ni contar leyendas y fantasías como hechos históricos. Es necesario un rigor y, sobre todo, respetar profundamente al público que tienes enfrente y que paga por escucharte.

De hecho, es ese carácter tuyo en particular y de la empresa en general, el que nos llama profundamente la atención, el hecho de convertir la cultura en diálogo con los asistentes. Pudimos comprobar in situ que los niños que asistían intervenían en numerosas ocasiones, has conseguido llamar su atención de manera sincera, cosa que en los colegios cada vez más con la falta de estimulación raramente sucede, les has sabido catapultar su curiosidad a través del dinamismo. ¿Cómo consigues hacerlo para que la gente repita y aprenda cada vez algo nuevo?

DSC_0960
Jesús enseñando imágenes históricas bajo las miradas curiosas de los asistentes (Foto de Celia Arcos)

La interpretación de patrimonio, que es a lo que me dedico, requiere de empatía y psicología, como tú bien apuntas. El intérprete del patrimonio o guía, además de conocimientos, debe de saber “manejar” al grupo, captar su atención y despertar inquietud entre el público. Como dice una máxima del fundador de la disciplina, Freeman Tilden, “el objetivo de la interpretación no es la instrucción, sino provocar”. Es sacudir psicológicamente y despertar emociones y sensaciones en las mentes de quienes escuchan. Respecto a los niños, no hay nada que me provoque mayor satisfacción que despertar esa inquietud en ellos, tanto cuando trabajo con colegios como con grupos de familias. Es realmente satisfactorio.

DSC_1029
Algunos de los asistentes frente a la Iglesia de San Ildefonso y Santiago (Foto de Celia Arcos)

¿Ispavilia como concepto es exportable a otras ciudades, dada la buena acogida recibida en Sevilla?

El concepto de rutas y visitas culturales enfocadas a la difusión del patrimonio es exportable -y se realiza- en muchos otros lugares, tanto de España como del mundo. Lógicamente, ciudades como Sevilla, Toledo o Granada donde existe una gran riqueza patrimonial te permiten crear una gran variedad de actividades. Por ponerte un ejemplo, Ispavilia cuenta con más de 25 actividades diferentes, desde rutas que abarcan las etapas históricas más interesantes de la ciudad: “Tras las Huellas de Hispalis”, “La Sevilla Islámica”, “Sevilla, Puerta de América”, “Sevilla Napoleónica”, “Sevilla, 1936″… rutas temáticas como “La Sevilla de Cervantes” o la ruta de Semana Santa, rutas que abordan espacios urbanos concretos de la ciudad: “Triana Legendaria” o “Descubre la Judería”, rutas nocturnas como las tres ediciones de “Sevilla Oculta” y las dos de “Sevilla de Leyenda”. Este próximo fin de semana estrenamos una nueva ruta arquitectónica en la que participará el arquitecto Guillermo Carrillo -experto en patrimonio histórico y urbano- donde analizamos la historia de la ciudad a través de su arquitectura y de la evolución las tipologías de fachadas existentes en la ciudad. También en el próximo mes de mayo estrenamos dos visitas, una al Museo Arqueológico Provincial y otra al Castillo de San Jorge. Además tenemos las visitas a Itálica, a San Isidoro del Campo, a diferentes conventos sevillanos… En definitiva, una ciudad como Sevilla te permite disfrutar de este amplio abanico de actividades por lo rico de su patrimonio histórico y cultural. Me consta que en otras ciudades, por ejemplo en Madrid, también se están realizando proyectos culturales de difusión de patrimonio muy interesantes, fuera de lo que son las manidas rutas turísticas monumentales.

 

El buen hacer allana el camino a unos frutos que ya están madurando en tu andadura, ¿cómo se siente un Catedrático en Roma y obrero en su ciudad* al recibir la llamada de Facebook España como empresario que ha sabido usar con maestría la red social y al ser invitado a dar una charla al respecto?

Bueno, la verdad es que fue una satisfacción. Hoy en día, vivimos en un mundo donde las redes sociales tienen un peso realmente importante, tanto en nuestras relaciones diarias como en el ámbito empresarial y publicitario. Para una pequeña empresa como es Ispavilia, Facebook ha sido y es una herramienta importantísima, pues es el principal canal de comunicación y publicidad de nuestras actividades. Actualmente contamos con casi 22.000 seguidores en nuestra página de Facebook y siendo una pequeña empresa como Ispavilia es un número bastante alto. Respecto a la llamada que comentas, me llamó Lola Baños, directora comercial de Facebook España, para felicitarme e invitarme a una conferencia en la Confederación de Empresarios de Andalucía, frente a unas 200 personas contando el caso de Ispavilia. Creo que fue una experiencia muy enriquecedora para todos. Ahora en mayo también me ha invitado a una entrevista en RTVE para un programa de emprendimiento, el 16 de mayo voy a Madrid a grabar y estoy muy ilusionado, pues son experiencias que enriquecen y que sirven para seguir creciendo en lo profesional.

*Esta referencia hace mención al título de una canción que le ha compuesto su amigo, el cantante Miguel Ángel Cáceres Díaz.

Acabamos la charla con una invitación por parte de Jesús a la que fuera su primera ruta y se haya convertido ahora en la más emblemática, Triana Legendaria y a una noche de flamenco por su patria chica, Triana. Agradecemos a Jesús y a Ispavilia su siempre sincera amabilidad y disponibilidad y les auguramos a ambos más rutas con las que podamos aprender de nuestra inmensa ciudad, Sevilla.
Para más información sobre sus diversas actividades hagan click aquí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s